Septiembre, el mes de vuelta a las dietas.

Estamos en septiembre. Vuelta de las vacaciones. Vuelta a la rutina y a la idea de seguir dietas. De adelgazar lo ganado en verano.

De los meses más vulnerables para caer en el marketing de las dietas milagro:

  • Comer una vez al día.
  • Beber agua con limón y jengibre.
  • La dieta keto.
  • Evitar los carbohidratos a toda costa.
  • Aumentar el consumo de proteínas, sin saber ni siquiera de donde salen.
  • Has perdido el sentido de tu vida.
  • Beber el café de la mañana con aceite de coco.
  • Smoothies a todas horas.
  • Las dietas más sonadas de las famosas y las revistas.

Y así una lista interminable. Una lista sin fin. Una lista que se olvida de lo más importante: La salud física y mental.

Cuando tienes en cuenta únicamente perder peso te olvidas de:

  • Pasar hambre no es saludable.
  • Los kilos no definen quién eres.
  • Las dietas mágicas no existen y además no son saludables.
  • Cubrir las necesidades diarias de nutrientes.
  • Quererte y cuidarte.
  • Respetarte y aceptarte

Pregúntate:

¿Qué es lo que de verdad quieres?

¿Qué es lo que de verdad necesitas?

Te propongo que te mires al espejo y dejes de lado el juicio, cogiéndote de la mano y teniendo en cuenta la autocompasión. Que tu objetivo sea comer sano, sin pasar hambre, sin hacer barbaridades y haciendo actividad física.

Que frente al espejo te veas a ti, te abraces fuerte y dejes de torturarte.

Te propongo que septiembre deje de ser el mes de las dietas y retos para ser el mes de la RECONCILIACIÓN CONTIGO.

De la unión de la salud física y mental, dejando de lado la belleza irreal. Que septiembre sea el mes de sentirse bien con uno mismo, cuidarse y quererse, independiente del peso, la talla de pantalón o los centímetros de cadera.

Compártelo, con quien creas que puede servirle de ayuda.

My journal and my pixel diary

Cuántos objetivos, en qué medida los estoy cumpliendo, cómo me siento, qué puedo mejorar…todas estas preguntas son mucho más fáciles con este planificador que hemos preparado para ti.