11 posturas de yoga

El yoga es un arte que nos acerca a la espiritualidad, conectando nuestro cuerpo con nuestra mente. Entendiendo desde la empatía y la compasión nuestros movimientos y nuestro ser.

En nuestras clases de yoga podrás acercarte un poquito más de manera individualizada y personalizada, pero por si te apetece, te dejamos por aquí las posturas básicas:

Postura de la montaña (Tadasana)

sta postura es de pie, manteniendo nuestra columna firme con los pies en paralelo y los dedos pulgares de los pies deben estar en contacto con el suelo. Mira al frente, la columna vertebral debe “unirse” en línea recta.

Postura de la silla (Utkatasana)

Debes flexionar las rodillas a la altura de los tobillos, sin que sobrepasen los mismos, los muslos trata de llevarlos paralelos al suelo en la medida que puedas y sea cómodo para ti. El torso formará un ángulo recto con nuestros muslos.  Alza las manos inspirando.

Pinza de pie (Uttanasana)

En esta postura debes hacer una pinza con tu cuerpo, juntando el torso con los muslos, dejando la cabeza hacia abajo. No debes llegar desde el primer momento, puedes doblar las rodillas y mejorar con la práctica. La postura empieza en Tadasana (la primera), dóblate dejando que la cabeza cuelgue con la mandíbula sin apretar, como si quisieras tocar el suelo.

Postura del perro hacia abajo (Adho Mukha Svanasana)

Desde una posición de plancha subiremos hacia arriba haciendo un triángulo con nuestros brazos y piernas. Puedes dejar tus piernas flexionadas si te es más fácil. La espalda recta es la clave.

Posición del guerrero 1 (Virabhadrasana 1)

Desde la postura del perro, da una zancada hacia delante. El pie delantero estará recto, sin adelantar la rodilla de él. El pie trasero estará ladeado para sostener la pierna. Las manos suben hacia arriba y la cadera se mantiene recta.

Postura del guerrero 2 (Virabhadrasana 2)

ués del guerrero 1, llega el guerrero 2. Los brazos se sostienen de forma horizontal. La pierna que adelanta forma un ángulo de 90º con el muslo y el suelo. La de atrás se mantiene recta. Cuidado no adelantar el torso y la cadera.

Postura del triángulo (Trikonasana)

s brazos y baja el de la pierna delantera, hasta ponerse en línea. El brazo contrario lo acompaña subiendo hacia arriba. La pelvis y la cadera se mantienen en línea con la espalda recta.

Postura del niño (Balasana)

Pose de sometimiento. Te sientas sobre las rodillas, bajas hacia abajo los brazos hasta el suelo. La frente también debe estar en el suelo.

Media cobra (Ardha Bhujangasana)

stirados a la altura de la cadera. Las manos en los lados de tu cuerpo con el codo a 90º, alzando el pecho.

Postura de Marichi (Marichyasana)

Comienza desde la posición de sentada, piernas extendidas y espalda recta. Con las piernas en paralelo, una de ella flexionada por encima de la otra doblando la rodilla y apoyando el pie sobre plano. El codo del brazo contrario a la pierna presiona sobre la rodilla de la pierna cruzada y la mano de la pierna que cruza apoya en el suelo hacia atrás. Esta postura permite una torsión de la espalda.

Postura del perro hacia arriba* (Urdhva Mukha Svanasana)

Esta postura comienza en la posición de plancha. Los pies se separan a la altura de las caderas y los brazos bajo los hombros. Baja los brazos hasta conseguir que los codos queden en noventa grados. Apoya los pies y las piernas desde el empeine. Apoyando la palma de la mano y haciendo fuerza hacia arriba, eleva las piernas y el tronco, quedando en forma de serpiente.

¿Te animas a practicarlas?

¡Gracias por leernos!

Compártelo, con quien creas que puede servirle de ayuda.

My journal and my pixel diary

Cuántos objetivos, en qué medida los estoy cumpliendo, cómo me siento, qué puedo mejorar…todas estas preguntas son mucho más fáciles con este planificador que hemos preparado para ti.